tratamientos

con la finalidad de comprender y abordar de la mejor forma posible los problemas que describen las personas que acuden a la consulta, en psicología solemos darles nombres a esas dolencias. Se corre el riesgo, a veces, de que la persona se sitúe bajo una etiqueta que contribuya a su percepción de anormalidad. Los beneficios, no obstante, pueden superar a los costes, ya que de esta forma puede facilitarse el avance.

algo ineludible, que realizamos siempre en dEspacio, es la confección de un análisis detallado de la situación concreta y eso es lo que permite el diseño de la propuesta de tratamiento más adecuada.

pincha en cada apartado a continuación para saber algo más acerca de cada problemática y su abordaje.

ansiedad
la ansiedad es una respuesta de nuestro organismo ante situaciones de peligro. En principio, se trata de un mecanismo adaptativo, útil, para que afrontemos o nos alejemos de algo que puede dañarnos.

en algunas ocasiones, asociamos otras situaciones que no son peligrosas a esas respuestas de ansiedad, de forma que nuestro cuerpo experimenta esos mismos signos (taquicardia, falta de aliento, temblores, náuseas, mareos, entre otros) sin necesidad de huir o enfrentarse, por lo que sentimos un intenso malestar, que se va extendiendo a diversas áreas y momentos de nuestras vidas.

es posible aprender a vivir todo ello de una manera más adecuada, evaluarlo desde otras perspectivas más adaptadas y volver a percibir la ansiedad como una respuesta adecuada.

la ansiedad generalizada, las fobias, la ansiedad social, la agorafobia, los ataques de pánico y las obsesiones y compulsiones, se engloban bajo el paraguas de la ansiedad.

depresión
el tratamiento de elección para la depresión es la psicoterapia, prioritariamente con técnicas cognitivo conductuales. Tras una exhaustiva evaluación, se trabaja con la persona las áreas de la vida que se hallan deterioradas o perjudicadas por el trastorno depresivo, desde las tres ópticas: cognitiva, conductual y emocional.

desde la perspectiva cognitiva, se trabaja sobre los pensamientos, creencias, ideas, que favorecen el estado o el rasgo depresivo.

desde la perspectiva conductual, se incide sobre las actividades y las relaciones de la persona.

desde la perspectiva emocional, se tienen en cuenta los sentimientos que experimenta la persona y se aprende cómo favorecer el bienestar. 

autoestima
la autoestima tiene que ver con el concepto que las personas tienen sobre sí mismas y en el valor percibido por el simple hecho de ser persona, no por los logros, ni por las posesiones, ni por las valoraciones externas.

para realizar un proceso terapéutico con el fin de mejorar la autoestima, se trabaja acerca del autoconcepto y de las creencias y esquemas por las que nos guiamos, analizándolos y aprendiendo cómo evaluarlos y aceptarlos, desecharlos o modificarlos. Suele ser un trabajo muy gratificante, en el que se obtienen resultados muy palpables y que se extienden a otros ámbitos personales.

crianza y educación
toda la vida, los padres y las madres han criado y educado a sus criaturas, basándose en una mezcla de instinto, sentido común y experiencia, con resultados desiguales. Aun así, actualmente, nuestro instinto puede verse embotado por la sobreinformación, que también pone a prueba, con frecuencia, nuestro sentido común. Además, hemos vivido experiencias negativas que nos prometemos no imitar. 

puede que sintamos que necesitamos una guía que nos permita reconectar con nosotros y nosotras mismas y nuestras criaturas. De esta forma abordamos la orientación en dEspacio, procurando la construcción de un anclaje que sirva de referencia para tomar las decisiones de acuerdo a nuestro propio criterio.

puede que sintamos que necesitamos una guía que nos permita reconectar con nosotros y nosotras mismas y nuestras criaturas. De esta forma abordamos la orientación en dEspacio, procurando la construcción de un anclaje que sirva de referencia para tomar las decisiones de acuerdo a nuestro propio criterio.

embarazo, parto y puerperio
el embarazo, el parto y el puerperio son etapas de la vida que brindan una oportunidad para crecer y en ocasiones, además, abren puertas, procesos, aspectos, que estaban ocultos o enterrados y que se activan favoreciendo el malestar.

es posible el trabajo terapéutico de preparación para la maternidad, tanto en cuanto a cómo vivir el embarazo, preparar el parto y afrontar el puerperio, de las formas más adecuadas.

y es recomendable realizar un trabajo terapéutico si existen trastornos anteriormente diagnosticados, o si en estos momentos se experimenta un malestar significativo a nivel emocional.

estrés
las múltiples exigencias de nuestro día a día pueden desbordarnos si no disponemos de tiempo o de una planificación y ejecución apropiadas. Y hacer que la cotidianidad sea difícil de afrontar y experimentemos sensaciones, pensamientos, emociones, negativas, de que no llegamos a todo y de insatisfacción general.

hay maneras de recolocarnos y aprender a gestionar las tareas, los pensamientos y las emociones con mayor seguridad, control y satisfacción.

comunicación